El campeón ha muerto

El campeón ha muerto

 

Cincinnati superó al equipo que tuvo magia la temporada pasada y acabó con año de tumbos para los Cuervos.

 

Agencias

Andy Dalton lanzó dos pases de anotación, logró un touchdown mediante un acarreo e impuso un par de récords de los Bengalíes de Cincinnati, que derrotaron ayer domingo 34-17 a los Cuervos de Baltimore, campeones defensores del Súper Tazón, que quedaron eliminados de los playoffs.

Dalton, un quarterback que está en su tercer año en la NFL, tuvo una tarde más bien errática, en la que le interceptaron cuatro envíos. Los felinos, con 11 ganados y cinco perdidos, irán a la postemporada como campeones de la División Norte de la Conferencia Americana.

Los Cuervos, que tuvieron números de 8-8, perdieron sus últimos dos partidos, para ser el décimo quinto campeón del Super Bowl que no llega a los play offs a la campaña siguiente y el sexto al que le ocurre esto en los recientes 12 años.

En Cincinnati, sólo hay una cosa en mente: ganar al fin un partido de postemporada. Los Bengalíes no lo logran desde la década de 1990 y están empatados en la séptima peor racha en la historia de las postemporadas.

La mayor parte de la atención se pondrá sobre Dalton, quien rompió los récords del club que ostentaba Carson Palmer en los rubros de pases de anotación y yardas por aire.

 

VINATIERI LLEGA A LOS DOS MIL

Adam Vinatieri se convirtió en el séptimo jugador de la NFL que anota dos mil puntos o más en su carrera.

El pateador de los Potros de Indianápolis logró unirse al selecto club al acertar un gol de campo de 26 yardas al final de la primera parte del duelo entre los Potros y los Jaguares de Jacksonville, que ganaron los primeros 30-10.

Antes de que comenzara el encuentro, Vinatieri estaba a seis puntos de alcanzar dicha cifra y hasta ahora ha logrado dos mil dos en una carrera de 18 años de duración en Nueva Inglaterra e Indianápolis.

Ahora, está empatado con George Blanda en el sexto sitio de los anotadores de todos los tiempos.

Vinatieri es considerado como uno de los pateadores más confiables en la historia de la NFL. Ganador de tres Súper Tazones con los Patriotas, donde dos de ellos fueron resultado directo de su preciso pie derecho y uno más con los Potros. Además, es el único pateador que ha ganado cuatro anillos de campeonato.

Comentarios