Preocupa la altura de Toluca

 

“La altura al principio del juego, los primeros 10 minutos corriendo sientes que se te va el aire por la altura, entrenamos hoy (miércoles) y eso nos va a ayudar un poquito para aclimatarnos a la altura y esperamos estar bien mañana”, declaró.

El Pery sentenció que la noche de este jueves no enfrentarán un rival sencillo, como antes podía pensarse, ya que los Gigantes del Estado de México han crecido demasiado en la Liga Nacional de Baloncesto Profesional.

En temporadas anteriores las diferencias eran abismales, hasta de 50 puntos, pero en esta misma campaña 2013-2014, los toluqueños estuvieron cerca de vencer a los emplumados llevando el duelo en el centro del país a tiempo extra y ya en El Nido “siendo muy indigestos”.

Gigantes apenas han ganado ocho encuentros en 29 disputados, pero muchos de ellos han sido por marcadores cerrados y eso lo saben los emplumados.

“La plaza es muy fría, es muy alta y el equipo no es como los años pasados, tiene grandes jugadores, grandes individualidades que es lo que se nos ha complicado al pasar de la temporada y esperamos estar bien y concentrados”, afirmó el capitán de Halcones, David Meza.

Además, el guardia sinaloense padece más la situación porque la gripe no lo ha dejado en paz desde la semana pasada.

Meza señaló que no ha llegado gente nueva al grupo, “no nos han informado nada, estamos los mismos, y como dice el coach somos los que somos, estamos los que estamos, hay que afrontar este partido y el resto de la temporada, si llega alguien a completarnos nos sería de mucha ayuda y si no pues hay que estar listos y preparados que nada más somos nosotros”.

En cuanto al doloroso revés del lunes en Nuevo Laredo por un amplio margen, El Pery confesó que no supieron llevar el marcador y se desesperaron, “se nos fue el juego de las manos y en lo personal fue muy vergonzoso, está muy dolido el equipo y esperamos que sirva de motivación para que no pase más y trabajar más”.

Finalmente, ante el cierre tan apretado y con tantos partidos seguidos, con prácticamente 13 cotejos en cuatro semanas, el capitán emplumado hizo ver que físicamente están bien, “la cosa es que los tiempos de descanso son más cortos y que tenemos que aportar todos, estar listos los 12 jugadores, está muy difícil que jueguen seis o siete porque al final no van a poder rendir”.

Comentarios