Propósitos de año nuevo,  leer más e ir al gimnasio

Propósitos de año nuevo,  leer más e ir al gimnasio

 

 

Ciudad de México. Casi una tercera parte de los mexicanos no lee. De acuerdo al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), la investigación indicó que sólo 45% de los encuestados dijo haber leído por lo menos un libro al año. Algunas de las razones es la falta de tiempo, junto a las distracciones diarias, el trabajo, los amigos, la familia o la dificultad de encontrar el libro indicado.

Otro de los datos que llamaron la atención es que de las personas que aseguraron leer, sólo dedican 38 minutos continuos por sesión de lectura. Aunque el tiempo puede variar de acuerdo al grado de estudios, ya que las personas con educación superior leen en promedio 49 minutos.

Entre los géneros que más leen los mexicanos son:

Literatura, 44.3%

Libros especializados, 33.7%

Autoayuda, 29.5%

Cultura General, 24.8%

Manuales o recetarios, 7.3%

A pesar de tener un índice bajo de lectura en nuestro país, leer más se ha convertido en uno de los propósitos de año nuevo más populares. Aunque, debe decirse, el líder indiscutible entre las resoluciones de año nuevo sigue siendo hacer ejercicio. Para conjugar ambas actividades ha llegado a México Bookchoice, un servicio que pone a disposición del usuario 8 audiobooks al mes para escuchar en sus dispositivos móviles mientras practican su actividad física preferida.

En cinco años, el 30% del mercado editorial estará dominado por el formato audiolibro. Así lo indican los expertos, apoyados en los últimos datos recopilados por los analistas de Goodreader.com y bookwire.es. Y es que, mientras que a nivel global las ventas de ebooks descendieron 12% el año pasado, el valor de la industria de los audiobooks se incrementó un 30% y logró acercarse a los 4 millones de dólares, convirtiéndose así en el segmento del sector editorial con más crecimiento.

Cabe destacar, además, que la edad del 48% de los consumidores de este formato se sitúa por debajo de los 35 años, lo cual supone una oportunidad única para que los editores conecten con nuevas generaciones de lectores.

Fuente: El Universal 

 

 

Comentarios