Llueven elogios a Kazuo Ishiguro y a  su obra

Llueven elogios a Kazuo Ishiguro y a  su obra

 

 

 

Ciudad de México.  La noticia de que el ganador del Nobel de Literatura 2017 es Kazuo Ishiguro generó gran satisfacción en el mundo literario europeo. 

Las razones son tres: Ishiguro es un autor apreciado por sus colegas y encuadrado dentro de la tradición literaria británica a pesar de haber nacido en Nagasaki (1954); tiene un gran éxito comercial y; por último, ha sido recibido como un grato regreso al orden, el hecho de que el ganador del premio vuelva a ser un escritor, en contraste con el de 2016 al cantautor folk Bob Dylan.

En esta línea y con sentido del humorística se pronunció Salman Rushdie, considerado compañero generacional de Ishiguro junto a Martin Amis, Ian McEwan, Julian Barnes o William Boyd: "Muchas felicidades a mi viejo amigo Ish, cuyo trabajo he amado y admirado desde que leí Pálida luz en las colinas. ¡Y además toca la guitarra y escribe canciones! Una paliza a Bob Dylan", escribió en un mensaje al diario "The Guardian".

En España, Mario Vargas Llosa reafirmó la  idea en "El País": "Se trata, sin duda, de un premio mejor que el del último año, al músico Bob Dylan, y pone en valor a un novelista de primera línea en la tarea de renovación de la literatura en lengua inglesa, y sobre todo británica, abordada por excelentes narradores de estas últimas décadas a los que él pertenece".

Jorge Herralde, el editor que publicó por primera vez a Ishiguro en español y que reúne en su catálogo de Anagrama las ocho novelas del nuevo Nobel, aseguró a una agencia internacional que en su editorial están "felicísimos" por un galardón "tan inesperado" como "merecido". 

Stephen Page, editor de Ishiguro en la casa británica Faber & Faber, dijo que es un "escritor singular": "Tiene una fuerza emocional combinada con una curiosidad intelectual que encuentran siempre gran cantidad de lectores. Sus obras son exigentes a veces, y extensas, pero por su fuerza emocional tiene un eco en los lectores. Es un escritor literario muy leído en todo el mundo".

Will Self, también compañero generacional de Ishiguro y uno de los autores más irreverentes de las letras británicas, lo felicitó a su estilo: "Se trata de un buen escritor y, por lo que yo he presenciado, de un hombre encantador, pero para la singularidad de su visión es un regalo muy dudoso el recibir esos laureles ajados (del Nobel)".

Más comedido, Andrew Motion,  reconocido  autor británico, destacó que "el mundo poético de Ishiguro tiene la gran virtud y el valor de ser simultáneamente muy individual y profundamente familiar: un mundo de perplejidad, aislamiento, vigilancia, amenaza y admiración".

Fuente. El Universal 

 

Comentarios